La vuelta al trabajo después del descanso de vacaciones cuesta mucho. El estrés y la ansiedad están muy relacionados a este roceso de adaptación. Todos habremos oído hablar del síndrome post vacacional pero tal vez no sepamos exactamente que es o como combatirlo. En este post aprenderemos que es y como evitar el estrés laboral provocado por él.

¿Que es el Síndrome Postvacacional?

El síndrome postvacacional, es el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre las vacaciones y la vuelta a la rutina, como respuesta a ello actuamos con mucho menos rendimiento del que deberíamos.
el Dr. Francisco Javier Lavilla Royo cita la siguiente afirmación: "No está aceptado internacionalmete como una enfermedad. Una vuelta progresiva a la normalidad tras las vacaciones permite que nos adaptemos mejor a la rutina".

Síntomas del Síndrome Postvacacional.

Los Síntomas de este Síndrome son el malestar general, la ansiedad, fatiga, falta de sueño, irritabilidad, impaciencia, falta de interés, nerviosismo, tristeza, distracción constante.
Afecta principalmente a menores de 45 años, lo cual incluye a niños que vuelven al colegio. Si ademas se sufre acoso escolar o laboral, los síntomas son más frecuentes.

Como prevenir los sintomas del Síndrome Postvacacional.

Como muchos de los consejos que este blog propone, tienen un nivel de dificultad, el cual en realidad este esfuerzo se recompensa mucho.

  • Como primer consejo: Adelanta tu regreso al trabajo con un poco de tiempo. Necesitarás un par de días para organizarte y mentalizarte.

  • Cuando ya hayamos entrado en la rutina: no adelantar acontecimientos ni retrasar tareas. Esto hará que el que lo siga tenga constancia y no acabe con agobio y ansiedad al acumularse todas las tareas de golpe.

  • El pensamiento positivo, una buena dieta y hacer un poco de ejercicio diario y la meditación siempre ayuda a soltar tensiones y a tranquilizarse cuando estamos nerviosos.

  • Otro consejo sería hacer una actividad completamente nueva, de ocio, que realicemos una o dos veces por semana. Nos ayudaría a tener una especie de desconexión temporal de la rutina. Escribir historias, practicar fotografía, leer algún libro, practicar algún deporte, salir con amigos... siempre son actividades más recomendables que viciarte a algún videojuego, ver el televisor durante toda la tarde o usar redes sociales durante tu día libre entero.

  • No empieces a tomar café desde el primer día de trabajo, la cafeína intensificará tu mal estar y estrés.

Ocio responsable.

Rendirse en este proceso significa estar durante un par de semanas con mucho estrés y agobio, además, cuanto antes y mejor nos adaptemos a la rutina antes empezaremos a disfrutar del trabajo y aún más de nuestro tiempo libre.