Receta fácil para bajar de peso: quinoa con salmón

La quinoa es una semilla, por lo que no es un cereal, pero por su alto contenido en almidón hace de las características para poder usarla de la forma en la que normalmente usamos los cereales. Por eso se llama a la quinoa pseudoceral.

Nutricionalmente la quinoa es un alimento excepcional, ya que es considerado muy completo y beneficioso, a la vez que de fácil digestión. Si la comparamos con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas, hierro y magnesio y grasas (éstas últimas son en su mayoría insaturadas), destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3 así como su alto contenido en fibra y su contenido menor de hidratos. En otro artículo relacionado mencionamos otros alimentos que también ayudan a bajar de peso.

Receta fácil de quinoa con salmón

Ingredientes

1 taza de quinoa
125 g salmón marinado
1 aguacate
hojas de espinacas
1 manojo de rúcola
Trocitos de queso fresco
1 cucharada de semillas de sésamo
nueces
sal
vinagre suave
aceite de oliva virgen extra

Pasos

1- Lavar y escurrir la quinoa antes de cocerla. es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa que recubre las semillas y que de quedarse allí, aportaría un sabor amargo. Para que sea mas facil puedes usar directamente el colador que vas a usar para escurrir la quinoa cocinada, no mancharás más cacharros. No debemos remojar, sino lavar y enjuagar.

2- Verter la quinoa lavada y escurrida en un bol con abundante agua hirviendo. En lugar de calcular dos partes de agua por cada parte de quinoa echamos abundante agua y luego escurrimos la quinoa, eliminando el agua sobrante. un pellizco de sal, llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar 20 minutos. Escurrir, regar con un choro de aceite de oliva y reservar.

3- Mientras se cuece la quinoa, vamos preparando los demás ingrediente: ponemos las hojas de espinacas y rúcula cortadas en un bol y añadimos el aguacate en trocitos, el queso fresco también a trocitos y lo aderezamos con una pizca de sal y vinagre, dejar macerando.

4- Cortar el salmón en taquitos y mezclarlo con la quinoa, poner sobre la ensalada antes preparada y le ponemos un poquito de las semillas de sésamo y nueces treceadas al gusto. Finalmente lo rociamos todo con un chorro de aceite de oliva virgen.