Operación bikini: Cómo llegar delgada y saludable a la playa

¿Quieres ir a la playa este verano, pero tienes unos kilos de más? Entonces, es momento de poner en marcha la operación bikini. No te estamos sugiriendo algún remedio “milagroso” a base de pastillas, o una dieta exótica que, lejos de funcionar, podría afectar tu salud. Más bien, te ofrecemos un nuevo estilo de vida. Sigue leyendo este artículo y sabrás a qué nos referimos.

Alimentación saludable

  1. Come de todo. En lo que a dietas se refiere, es muy común utilizar la expresión “alimentos prohibidos”. Algunas mujeres, por ejemplo, se abstienen de consumir cualquier platillo que tenga grasa, pero esto es un grave error. Este compuesto es una de las principales fuentes de energía, forma parte de la estructura celular e incluso, si es el tipo de grasa correcto, te ayudará a prevenir enfermedades del corazón. Tu dieta debe incluir elementos de todos los grupos alimenticios.

  2. Presta atención a las calorías. Todo lo que comemos aporta energía al organismo. Esta contribución se mide en calorías. Por otro lado, las funciones normales del cuerpo y las labores cotidianas provocan cierta pérdida calórica. Si esta merma es sistemáticamente menor a la ganancia obtenida al alimentarse, entonces se produce un aumento de peso gradual. ¿Deseas revertir esta tendencia? Entonces debes perder más calorías de las que ganas. Ten cuidado con la comida chatarra, los refrescos y las bebidas alcohólicas. Tienen un valor nutricional muy bajo y, al mismo tiempo, aportan una cantidad considerable de calorías. Limita su consumo al máximo. En este artículo relacionado hablamos sobre esto.

  3. Come lo suficiente. Estar a dieta no significa que tengas que pasar hambre. Puedes quedar satisfecha si sabes elegir bien. Tu menú regular debe incluir vegetales como el brócoli, la col, la lechuga, la coliflor, el tomate, la calabaza, el rábano, la zanahoria, la remolacha y el apio, carnes como el pollo y los mariscos, y bebidas como el café y el té. Por ningún motivo te saltes las tres comidas principales del día. Y si tu cuerpo te lo pide, está permitido comer algo a media mañana o en la tarde.

Actividad constante

Hacer Deporte

La dieta balanceada es solo una parte de la ecuación. También debes hacer ejercicio en forma regular. Las siguientes rutinas te ayudarán a lucir un cuerpo esbelto y tonificado.

  1. Ejercicios cardiovasculares. Utilizar una máquina elíptica, correr, trotar, nadar o andar en bicicleta son ejemplos de ejercicios que te ayudarán a perder peso en el menor tiempo posible. Cuando realices estas u otras actividades similares, intercala lapsos de mayor intensidad con otros de menor exigencia. Comienza por hacerlo durante treinta minutos, tres días a la semana. Con el tiempo, deberías ser capaz de ejercitarte todos los días.

  2. Abdominales. Estira los brazos o crúzalos por delante de ti, no por detrás de la nuca. Conserva la espalda recta mientras levantas tu torso.

  3. Sentadillas. Dobla las rodillas hacia adelante y haz que tu cuerpo baje hasta el suelo con la espalda recta. A medida que desciendes, aprieta los glúteos y procura que los talones soporten todo tu peso.

Te recomendamos realizar cuatro repeticiones diarias de abdominales y sentadillas. Puedes empezar con diez flexiones por serie e ir aumentando a medida que tu condición física mejore.

Deja a un lado los pretextos. Comienza hoy mismo la operación bikini. Disfrutar de una excelente salud y lograr una mejor apariencia este verano harán que el esfuerzo valga la pena.