Dieta mediterránea

La dieta mediterránea, llamada así por ser la gastronomía característica de los países que tienen como frontera el Mar Mediterráneo. Cuyo clima es similar y favorece el cultivo de los alimentos.
Su importancia en la salud del individuo no se limita al hecho de que sea una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macro nutrientes adecuado.

Alimentos base en la dieta mediterránea

La Dieta Mediterránea no es solo una serie de alimentos propios de cada región, si no que además son un conjunto de platos, recetas y de formas de cocinar de cada uno de los lugares de los que esta forma parte, además de la parte alimenticia, es un estilo de vida, la práctica de ejercicio físico moderado pero diario, favorecido por un clima benigno, completan este estilo de vida que la ciencia moderna nos invita a adoptar en beneficio de nuestra salud, haciendo de ella un excelente modelo de vida saludable.

La pirámide alimenticia de la dieta mediterránea

  1. Abundancia de alimentos de origen vegetal frutas, verduras, pan, pasta, arroz, verduras, hortalizas, cereales, legumbres, patatas.

  2. Utilizar el aceite de oliva como principal fuente de grasa, tanto para freir como para aderezar

  3. Consumir diariamente una cantidad moderada de queso y yogur

  4. Consumir semanalmente una cantidad moderada de pescado, preferentemente azul, aves y huevos

  5. Consumir frutos secos, miel y aceitunas con moderación

  6. pequeñas cantidades de carne roja.

  7. Consumir vino con moderación normalmente durante las comidas y preferentemente tinto

  8. Utilizar las hierbas aromáticas como una alternativa saludable a la sal

  9. Realizar alguna actividad física regular, sobretodo ejercicio cardiovascular para hacer trabajar al corazón.

Pirámide alimentaria española