ALIMENTOS PARA PREVENIR LA ANSIEDAD

Actualmente vivimos en una sociedad envuelta por la tecnología, la velocidad de la información, el trabajo, la familia, la escuela, entre otras muchas cosas que nos acompañan día a día. Estas situaciones nos produce mucho estrés y como consecuencia ansiedad.

¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?

La ansiedad es un estado mental que se caracteriza por una intensa excitación y una sensación de angustia extrema. Como reacción emocional forma parte de nuestro instinto de supervivencia, y es normal sentirla de forma puntual. No obstante, la prolongación temporal de ésta puede producir ansiedad crónica.

Uno de los síntomas principales de la ansiedad es el desorden alimenticio y por tanto la falta de vitaminas y nutrientes para que nuestro organismo funcione correctamente. Es por eso que los alimentos se convierten en uno de los factores clave para reducir la ansiedad, de forma saludable y evitando posibles efectos secundarios producidos por los medicamentos. Éstos son los componentes alimenticios que te ayudarán a reducir la ansiedad de una forma saludable:

Anxiety

MAGNESIO

El magnesio, por sus propiedades relajantes, es un mineral que regula, de forma natural, la hormona cortisol. Cuando estamos ansiosos nuestro sistema endocrino segrega cortisol, que se encarga de preparar al cuerpo ante una situación de peligro. Cuando los niveles de cortisol se mantienen de forma prolongada provocan un aumento del ritmo respiratorio, cardiaco y de tensión muscular. Por lo tanto es importantísimo regular esta hormona para evitar posibles cuadros de ansiedad.
Podemos encontrar Magnesio en:

  • Vegetales de hojas verdes, principalmente en espinacas y acelgas.

  • Frutos secos como las almendras y avellanas.

  • Hierbas secas, como pueden ser el cilantro, la hierbabuena o el cebollín.

TRIPTÓFANO

El triptófano es un aminoácido responsable de la segregación de la serotonina u hormona de la felicidad. La serotonina es un neurotransmisor esencial relacionado con el estado anímico. Además de que participa en el control del apetito. Por ello es imprescindible mantener los niveles adecuados de serotonina en nuestro organismo, ya que está demostrado que la deficiencia de ésta, va directamente relacionada con ataques de ansiedad.
Podemos encontrar Triptófano en

  • La piña y el plátano.

  • Carnes magras como el pollo y el pavo.

  • Pescados azules ricos en Omega3, esencial para la síntesis de la serotonina.

  • Productos lácteos.

VITAMINAS DEL COMPLEJO B

Son excelentes para reducir la ansiedad, ya que cuando el organismo pasa por una situación de estrés agota las reservas de vitaminas C y B con rapidez. La deficiencias de vitamina B puede ocasionar irritabilidad, fatiga e inquietud; síntomas inequívocos de ansiedad.

  • Huevo

  • Semillas, germinados y granos

  • Marisco

Para finalizar te recuerdo que la ingesta de estos alimentos debe ser variada y en las cantidades recomendadas. Ya que de otra forma puede ser contraproducente.